Locro

Grandes cucharadas de locro se pueden disfrutar en toda América del Sur. Es una receta que se remonta a tiempos anteriores a la época de la colonización española. Y aunque cada país interpreta la receta diferente, Argentina es conocida por su Locro Criollo, una receta desarrollada durante siglos, mezclando las tradiciones y los sabores de los nativos y de los inmigrantes de toda Europa.

Grandes cucharadas de locro se pueden disfrutar en toda América del Sur. Es una receta que se remonta a tiempos anteriores a la época de la colonización española. Y aunque cada país interpreta la receta diferente, Argentina es conocida por su Locro Criollo, una receta desarrollada durante siglos, mezclando las tradiciones y los sabores de los nativos y de los inmigrantes de toda Europa.

El locro es también la único guiso que se sirve tradicionalmente el 25 de mayo, fecha que se conmemora la Revolución Argentina y un paso escencial del país hacia la independencia de España. El 25 de mayo es una ocasión en donde las familias se reúnen para compartir una comida, lo que significa un poco de locro siempre está presente en la mesa.

Debido a que el locro ha sido una tradición argentina durante varios cientos de años, las variaciones en la receta original son infinitas. Sin embargo, todavía quedan un puñado de características únicas que este guiso debe conservar.

Entre los ingredientes que lo definen deben estar presentes: maíz, carne (carne de res, chorizo, mondongo), y calabaza. Como cualquier guiso, los sabores se combinan y se intensifican con el tiempo y el locro se debe cocinar entre 3 y 8 horas. Durante todo este tiempo de cocción la calabaza se ablanda y transforma en un puré, añadiendo cuerpo y una hermosa tonalidad naranja.

También suele ir acompañada de una salsa especial que se utiliza para dar sabor y el calor. Esta salsa se prepara típicamente con aceite de oliva, pimienta roja triturada, pimentón y otras especias. La cocina argentina no es ajena a los sabores picantes, pero la mayoría de los nativos prefieren los sabores suaves.

Densa en nutrientes, abundante en sabor, y se picante hasta el final, el locro es una necesidad argentina. Vale la pena probarlo cuando visite en Mendoza, y quizás también reproducirlo en casa.

673x6731305923943_locro_nota1 Locro

Compartir

Mis Favoritos

Experience Mendoza

Mis Favoritos

Imprimir